Experimento de cultivo de camarón en el interior de Australia

El estudio del estanque prueba el rendimiento de P. monodon en aguas subterráneas de baja salinidad

El operador de la granja Wayne Hellmuth monitorea la salud de P. monodon PL, de 30 días de edad.

Con una reputación de productos de calidad y una fuerte demanda local, el cultivo de camarón es una de las industrias acuícolas más exitosas de Australia. Sin embargo, la disponibilidad limitada de áreas costeras adecuadas y los requisitos de gestión cada vez más regulados han limitado el crecimiento de esta industria en los últimos años. El desarrollo del cultivo de camarón en el interior utilizando agua subterránea de baja salinidad podría extender a los productores de camarón australianos más allá de la zona costera.

Acuíferos salinos

Derivado de antiguos fondos marinos y sales de meteoros acumuladas, existen extensos acuíferos salinos en toda Australia. Los planes de recuperación de tierras y de riego a gran escala han elevado los niveles de las aguas subterráneas en muchas áreas, lo que ha obligado a los agricultores a utilizar cultivos y prácticas agrícolas tolerantes a la sal. Sin embargo, no todos los acuíferos salinos son aptos para el cultivo de camarón, ya que la geología local influye fuertemente en la química de estas aguas.

Pruebas tierra adentro

En enero de 2002, una serie de pruebas evaluó la idoneidad de las aguas subterráneas continentales australianas para el cultivo de langostinos tigre negro (Penaeus monodon). El objetivo del proyecto era identificar la viabilidad del cultivo de camarón en áreas donde el agua subterránea afectada por la salinidad es abundante y, a veces, problemática.

Los estudios preliminares de laboratorio que utilizaron diferentes muestras y tratamientos de aguas subterráneas mostraron la importancia del equilibrio iónico principal. P. monodon. En Australia, la mayor parte del agua subterránea salina es deficiente en potasio. Esta deficiencia de potasio se puede remediar fácilmente mediante la adición de cloruro de potasio.

Estos experimentos iniciales mostraron que diferentes fuentes y tipos de agua parecían adecuados para una buena supervivencia y crecimiento. P. monodon. Luego se realizó un ensayo de crecimiento en estanque para determinar su rendimiento. P. monodon en estanques de arcilla que contienen agua cero en aguas subterráneas de baja salinidad.

Selección de sitio

Se eligió una instalación de acuicultura en funcionamiento al norte de Brisbane como sitio de prueba para el estanque debido al clima local favorable, la calidad y disponibilidad del suministro de agua subterránea y la infraestructura actual. El análisis in situ del suelo mostró un alto contenido de arcilla adecuado para la construcción de estanques de arcilla y propiedades de retención de agua.

Diseño y preparación de sistemas

Como muestra, se construyeron cuatro estanques de arcilla cuadrados con un tamaño promedio de 330 metros cuadrados, una instalación de almacenamiento de limpieza de 300 metros cuadrados y una instalación de almacenamiento intermedio de 400 metros cuadrados. La profundidad promedio de los estanques de limpieza y producción fue de 1,5 m, la profundidad de llenado promedio del almacén intermedio fue de 3 m. El agua subterránea extraída de una profundidad de 10 metros se bombeó a este depósito intermedio, donde se desgasificó y equilibró con cloruro de potasio antes de llenar el estanque.

El tanque de tratamiento se utilizó para reciclar el efluente de regreso a los sitios de producción, mientras se aseguraba que el efluente fuera recolectado. El aspirador de hélice de 1,5 hp proporcionó aireación y circulación en los estanques, un tanque de procesamiento y almacenamiento intermedio.

Química del agua

La composición química del agua subterránea entregada al almacenamiento intermedio se muestra en la Tabla 1. El equilibrio de los iones principales se mantuvo estable durante todo el período de prueba. La adición de cloruro de potasio aumentó el nivel de potasio de 5,9 miligramos por litro a 40 miligramos por litro.

Collins, composición química, tabla 1

ParameterValue

Conductividad a 25 ° C 4670 uS / l
Dureza total como CaCO3 461 mg /
Alcalinidad como CaCO3 130 mg / l
Calcio – filtrado 60 mg / l
Magnesio – filtrado 75,3 mg / l
Sodio – filtrado 888 mg / l
Potasio – filtrado 5,9 mg / l

Cuadro 1. Composición química de las aguas subterráneas.

Adaptación y almacenamiento

Se llevaron a cabo dos eventos separados de aclimatación y almacenamiento. Primero se sembraron los estanques P1 y P2, y dos semanas después se sembraron los estanques P3 y P4 con un nuevo lote de postlarvas (PL).

P. monodon PL15 de un criadero comercial se almacenó en tanques carbonatados de 10 metros cúbicos durante siete días antes del inicio de la adaptación a baja salinidad. La salinidad se redujo a 10 ppt con agua del grifo decorada y luego a 4670 μS por litro (2,9 ppt) utilizando agua subterránea del sitio. Los PL fueron alimentados con una dieta comercial de camarones y con nauplios de artemia viva durante las fases de mantenimiento y adaptación.

Cuando se alcanzó la salinidad objetivo, las crías se almacenaron en los estanques de cultivo a 22-25 PL por metro cuadrado. En ambas reservas, también se almacenaron varias PL en redes ácidas flotantes para controlar la supervivencia y la resistencia durante dos semanas después de la acumulación.

Crianza y alimentación

La ingesta de alimento y la salud de los camarones se monitorearon diariamente durante las inspecciones de los platos de alimento. También se realizaron controles de peso semanales en animales recogidos de la bandeja de medio hasta que los animales crecieron hasta aproximadamente 5 gramos. Después de este punto, se utilizó una rejilla de yeso para recolectar las muestras. Normalmente, se tomaron 50 animales de cada estanque y se registró su peso total.

Manejo de estanques y calidad del agua

Se acumularon algunas réplicas para monitorear la supervivencia y viabilidad en redes de ácido flotantes.

Durante el experimento, la conductividad del agua del estanque fluctuó levemente con los eventos de evaporación y lluvia. Se utilizó la dosis promedio de cal agrícola por 1000 kilogramos por hectárea y la adición de melaza por día de 4 a 8 ppm para minimizar las variaciones diurnas de pH. Los parámetros de calidad del agua de los estanques de producción, medidos dos veces al día, se dan en la Tabla 2.

Collins, calidad del agua de los estanques de producción, Cuadro 2

Parámetro Promedio Máximo Mínimo

Temperatura (° C) 27,6 33,1 20,4
pH 8.1 10.0 6,9
Conductividad a 25 ° C 4531 5000 3437
Oxígeno disuelto (mg / l) 7.0 10,6 4.8
Secchi (cm) 45 80 5

Cuadro 2. Calidad del agua de los tipos de producción.

Producción

Los cuatro estanques se cosecharon simultáneamente, dando un tiempo de crecimiento total de 103 y 92 días para los dos eventos de asentamiento (Tabla 3). Los camarones alcanzaron un tamaño promedio de 20,4 gramos y una supervivencia promedio de 56 a 78 por ciento. Las PL almacenadas en mallas ácidas mostraron mortalidad en las dos primeras semanas después de la siembra.

Collins, ciclo de producción y resumen de la cosecha, Cuadro 3

Parámetro Estanque 1 Estanque 2 Estanque 3 Estanque 4 Medio

Superficie (m2) 313 368 316 320 330
Tiempo de crecimiento (días) 103 103 92 92 97,5
Densidad de población (camarones / m2) 25,5 21,7 22,1 21,8 22,8
Peso medio del stock (g) 0,03 0,03 0,03 0,03 0,03
Peso de rendimiento medio (g) 19,4 19,1 21,5 21,4 20,4
Crecimiento medio por semana (g) 1.3 1.2 1,6 1,6 1.4
Tasa de producción (toneladas / ha) 3,88 2,33 2,81 2,85 2,97
Supervivencia (%) 78 56 59 61 63
Relación de conversión de flujo 1,49 2.17 1,99 1,92 1,89

Cuadro 3. Ciclo de producción y resumen de cosecha.

Con un aumento semanal promedio de 1,6 gramos, los animales P3 y P4 de los estanques crecieron más rápido que los animales P1 y P2 (1,3 gramos por semana). Estos resultados mostraron un rendimiento promedio equivalente de casi 3 toneladas por hectárea por cosecha para los cuatro estanques. No se observaron signos de infección o enfermedad parasitaria.

Oferta y retroalimentación del mercado

Después de la cosecha, los camarones se lavaron inmediatamente, se colocaron en hielo, se clasificaron y se cocinaron. Luego, los camarones cocidos se mantuvieron en salmuera congelada hasta que se vendieron a restaurantes locales y mayoristas de mariscos. Los comentarios sobre la calidad del producto fueron excelentes y destacaron el sabor dulce, la textura y el color de los camarones.

Conclusión

Los resultados de este estudio mostraron que el cultivo de camarón en el interior puede ayudar a satisfacer la alta demanda de Australia de camarones frescos de alta calidad. Los grandes recursos de agua subterránea salina del país pueden brindar una oportunidad de acuicultura productiva para las comunidades regionales. Parece que las futuras granjas camaroneras del interior tendrán un mercado listo y accesible para sus productos.

(Nota del editor: este artículo se publicó originalmente en la edición de abril de 2003 de ).

Deja un comentario